Los fotógrafos y la fotografía en 2016

Los fotógrafos profesionales y la fotografia

El avance de la tecnología sigue dando verdaderos “quebraderos  de cabeza” a los fotógrafos profesionales que continuamente siguen en busca de una actualización a los momentos que vive la fotografía.

 

Tanto la crisis económica como las continuas mejoras en los dispositivos fotográficos, han venido a alterar completamente el negocio de la fotografía profesional que en todas las esquinas se encuentra con “el amigo que hace fotos”.

Hace 7 años era muy habitual el cobrar 2.000 o 3.000 euros por un reportaje de boda donde lo que casi importaba menos era el precio para una boda perfecta, tiempos que han pasado a la historia aunque muchos fotógrafos aún se resistan a vivir con esta realidad.

 

El negocio de la fotografía actual se tiene ejercer en el marco de una oferta de productos y servicios lo más amplia posible que será lo que aportará el equilibrio económico que todo negocio necesita.

 

Al igual que las grandes cadenas de tiendas de fotografía que existían en España con una voluminosa oferta de cámaras y demás aparatos han pasado también a la historia, barridas por las grandes superficies, los estudios profesionales están cerrando sus puertas o por lo menos como empresa aunque se hayan reconvertido en "freelance".

 

En contraste con esta realidad, las franquicias de fotografía Interfilm siguen avanzando e implantando centros digitales sin prácticamente competencia debido exclusivamente a su conocimiento del mercado desde hace más de 25 años y a su concepto de negocio que con varias marcas propias tiene la oferta del mercado más completa en diferentes productos.

 

Y comprobamos esta realidad contrastando el gran número de cierres de empresas desfasadas con el número de aperturas de nuevos emprendedores con la fotografía del siglo XXI de la mano de Interfilm