¿Las franquicias son un buen negocio?

franquicia de fotografia

Entre montar un negocio por su cuenta o abrir una franquicia con numerosas referencias de solidez y garantías, son muchos los emprendedores que se inclinan por la seguridad que ofrece una cadena de franquicias con resultados de éxito demostrado en una red de franquicias operativas desde hace varios años.

 

Un negocio independiente tiene por delante unos comienzos muy inciertos que se pueden prolongar hasta 3 años aunque el índice de fracasos en el primer año es muy elevado (+ - el 80%).

Por el contrario, el índice de fracasos de una franquicia en los 3 primeros años es del 35% de los que aproximadamente el 30% es achacable al franquiciado y el 5% al franquiciador, estas cifras también demuestran que no todo el mundo está preparado para ser emprendedor ni siquiera de la mano de un franquiciador.

 

Analizando el sector de la fotografía y sus derivados, se pueden extraer los siguientes datos, en los últimos 3 años han cerrado más de 100 tiendas de fotografía muy emblemáticas de las que alguna de ellas eran centenarias a las que se unen cientos de pequeños negocios dedicados a la fotografía a los que también se suman miles de estudios de fotografía profesional.

 

¿Se debe extraer de estas cifras que el sector está de “capa caída”?

 

La respuesta está en las conclusiones que se pueden sacar analizando la trayectoria y situación actual de la franquicia de fotografía Interfilm que después de 25 años en el mercado ha abierto 30 franquicias en los 3 últimos años y en sus previsiones para el 2017 figuran otras 15 aperturas.

 

Sin apenas competencia, esta franquicia le ha sabido sacar provecho al último cambio tecnológico del analógico al digital con la aportación e innovación de varias marcas propias y fabricación in situ lo que ha dejado a la competencia en muy mala situación cuando no, condenadas al cierre.

 

El hecho de ser un negocio bastante desconocido a pesar de que todo el mundo consume fotografía, explica las pocas aventuras emprendedoras en solitario lo que facilita el liderazgo y distanciamiento de la franquicia Interfilm en el mercado, lo que la convierte en un negocio atractivo y sin sorpresas