· 

30 AÑOS DE ACTIVIDAD PARA UNA DE LAS FRANQUICIAS MAS ANTIGUAS DE ESPAÑA

Una de las principales por no decir la más importante de las cualidades de una franquicia es su antigüedad en el mercado que viene a significar garantía de negocio basado en los numerosos años que la franquicia lleva activa y por lo tanto es segura y rentable.

 

A un negocio o a una franquicia se le pueden atribuir todos los calificativos que se quieran como la más eficaz, la más barata, la más novedosa, la más rentable, etc. etc. pero si la franquicia aún no ha superado los 10 años de antigüedad todos estos calificativos no tendrán una base sólida de veracidad porque es el tiempo quien constata quien está en el mercado y quien no. 

La garantía que aporta un franquiciador con 10, 20 o 30 años en el mercado es suficiente como para reemplazar todas las cualidades que le queramos poner porque hablar de un negocio es hablar de las diferentes etapas por la que pasan todos y que básicamente son la del lanzamiento, consolidación y crecimiento.

 

A partir del dato de antigüedad, los emprendedores podrán proyectar si su situación les permite lograr tener una franquicia de estas características, pero lo que no se debería de cuestionar son los pequeños detalles que todo humano menciona para justificar el poder o no alcanzar a tener una franquicia con estas garantías. 

 

Y por si fuera poco el ser una franquicia de las más antiguas del mercado español, también está el dato de la competencia y del mercado que, si tuviéramos la suerte de emprender con una franquicia con 30 años de antigüedad, con marcas propias en varios sectores y sin prácticamente competencia nos encontraríamos con la franquicia de servicios digitales, la franquicia de fotografía, la franquicia Interfilm.